Pasaron nada menos que diez años pero finalmente la mítica banda de rock local pudo tocar en la Ciudad de Buenos Aires, ante 38 mil personas “La Renga” arrasó en Huracán.

 

La voz de Chizzo Nápoli se escuchó como un rayo en la la noche del Ducó: “Buenas noches, Buenos Aires”… y el fin de la ansiada espera terminó con los acordes de “Corazón fugitivo”. Luego siguió “Nómades” y “Disfrazado de amigo”, ante un estadio colmado, donde la multitud explotó en los primeros temas y siguió a ritmo parejo durante todo el recital.

Entre agradecimientos a los fanáticos de la banda por bancar la difusión del show, Chizzo alertó sobre algunas cuestiones de seguridad para preservar la integridad del público, como bajarse del alambrado ya que “hay lugar para todos”.

Luego vino el momento de los temas clásicos: “A tu lado”, “A la carga mi rocanrol” y “Al que he sangrado” para el disfrute de todos los que estaban en el estadio de Huracán en la noche de Buenos Aires. El repertorio continúo con “San Miguel”, “Cuando Vendrán”, “Circo Romano” y el “Twist del Pibe”, también el tema “Poder”, track del anteúltimo disco “Algún rayo”.

Más tarde sonaría “Panic Show”, “Desnudo para siempre” y “Pole” fue el último tema de los más nuevos, para que el disfrute sea eterno.

La multitud de los fans de “La Renga” que colmó Huracan.

De repente el éxtasis total que arremetía con toda su furia y la banda comenzaba con una seguidilla de temas inconmensurables: “Balada del diablo y la muerte”, “Estalla”, “En los brazos del sol”, “Oscuro Diamante”, “El rito de los corazones sangrando” y “En el baldío”, por si faltaba algo más.

Antes del intervalo la banda interpretaría “Bien alto”, “Tripa y corazón”, “Oportunidad oportuna” y “El final es en donde partí” que sería un buen final para luego regresar al escenario que para ese entonces era una caldera.

El breve intervalo que se tomó la banda de Mataderos no dio tiempo ni para enfriar motores y volvió con “Ser yo”, “Reite” y “El viento que todo lo empuja”, a esa altura el Ducó brillaba en medio de la noche porteña.

Antes de la despedida y como si todavía faltara algo más, Chizzo compartió una breve y profunda reflexión con la multitud  que con su emoción había colmado el estadio de Parque Patricios: “Es una noche maravillosa y el tiempo nos ha ayudado a estar de nuevo acá en Buenos Aires. Se dieron cuenta, loco, que dale, vamos. Mañana cuando se junten a comer los fideos en su casa, comenten esto y digan lo lindo que estuvo”.

El último tema, el número treinta de la noche, sería nada menos que “Hablando de la Libertad”, con esta bella canción se cerraría una noche en la que nadie quedó sin disfrutar de esta banda mítica del rock nacional.

El público se descomprimió con facilidad luego de terminado el recital. “En 17 minutos la gente salió del estadio”, publicó en su cuenta de Twitter el productor José Palazzo.

Contundente show de La Renga en Huracán, que seguramente quedará grabado en la retina y en el corazón de sus seguidores, y pasará a engrosar las páginas más preciadas del Rock Nacional.

 

Te mostramos la lista de temas.

Comentarios

comments