La aventura de Diego Schwartzman en tierras estadounidenses se terminó esta tarde ante Pablo Carreño Busta. El argentino cayó en sets corridos frente al español y se despidió del US Open en cuartos de final.

Se terminó el sueño para Diego Schwartzman. El argentino, que firmó la mejor actuación de su carrera en un Grand Slam, cayó esta tarde ante el español Carreño Busta por 6-4,6-4,6-2, en cuartos de final del US Open. El Peque cerró su fantástica participación entre los ocho mejores del torneo y se fue con la frente bien en alto.

Luego de vencer el domingo al francés Lucas Pouille, en un partido que le generó un gran desgaste físico y una contractura muy fuerte, hoy el Peque no pudo mostrar su mejor versión. Sin embargo, pudo completar el match en Flushing Meadwos.

El camino del argentino, de 25 años, fue ascendente: en primera ronda le ganó a su compatriota Carlos Berlocq (95°), luego superó al serbio Janko Tipsarevic (67°), en tercera ronda dio el golpe frente al gigante croata Marin Cilic (7°) y en octavos no le tembló el pulso para despachar al francés Lucas Pouille (20°).

Ahora la única esperanza argentina se resume a Juan Martín del Potro, quien este miércoles intentará dar el golpe ante Roger Federer.