Lanús hizo un buen partido en Brasil aunque no le alcanzó, Cícero marcó el 1-0 y el Gremio se llevó el primer partido. Mirá el resumen del partido.

Si hay algo a lo que está acostumbrado Lanús es a dar vuelta los partidos en su estadio, pasó con River en las semifinales, antes con San Lorenzo al que le ganó por penales. El equipo brasileño no jugó un gran partido, ante un marco importante en la Arena de Gremio no pudo doblegar al “Granate” que ahora espera por la revancha en “La Fortaleza”.

El primer tiempo fue parejo donde el equipo local comenzó dominando el juego pero después de los 30′ Lanús creó dos oportunidades que el arquero Grohe salvó de forma milagrosa. La primera tras un remate fuerte y cruzado de Román Martínez que envió al córner. La segunda salvada ante un cabezazo de Braghieri esquinado y a quemarropa que el guardameta respondió a puro reflejo.

El segundo tiempo fue más favorable a Gremio, sobre todo por el dominio, aunque el equipo brasileño nunca llegó a inquietar al arco de Andrada. El encuentro era para un empate hasta que cayó un centro entre los dos centrales que no pudo ser rechazado y el cabezazo del delantero de Gremio dejó solo a Cícero Santos quien tomó desarmado al arquero de Lanús y anotó el 1-0 ante la explosión del estadio.

Mal arbitraje de Bascuñán que recibió quejas de los dos equipos en el final del partido, los de Lanús se quejaban porque amonestó mal a Braghieri en el cierre del encuentro y para colmo se pierde la final en Argentina, y los locales protestaron la última jugada en la que no cobró un claro penal favorable al Gremio.

El final está abierto, el próximo miércoles ambos equipos se verán las caras nuevamente en una final imperdible y con un atenuante: Lanús se acostumbró a dar vuelta los partidos en casa.