El hermano del crack de la Selección Argentina, Matías Horacio Messi, chocó en una lancha. Cuando llegó la policía encontró sangre e incautó un arma de guerra.

Todavía no queda claro lo ocurrido con Matías Messi, quien aparentemente sufrió un accidente en la lancha que conducía por el Río Paraná. Aún no se pudo explicar el hallazgo de una pistola de guerra dentro de la embarcación. Ante esta situación quedó detenido en el Sanatorio de Rosario donde fue operado debido a una fractura en el maxilar que sufrió en el aparente accidente náutico. Según pudo saberse, la Justicia evalúa cuándo lo imputará, por segunda vez, por tenencia ilegítima de arma de fuego.

Rosario, 01 de diciembre de 2017
El Arma que incautaron en la lancha donde Matías Messi provocó un accidente en el Río Paraná se ve dentro de la misma.-

El fiscal José Luis Caterina confirmó que el médico forense constató que “está lúcido, estable y en condiciones de declarar, aunque con alguna dificultad en el habla”. Con respecto a su situación judicial, el fiscal afirmó que cuando reciba el alta podría disponerse una prisión preventiva: “Entendiendo que puede tener recursos para fugar o entorpecer el proceso”, manifestó Caterina.

En tanto la familia de Messi niega la existencia del arma y reveló que Matías sufrió fracturas en la mandíbula y el paladar al chocar contra un banco de arena. Por esas razón fue intervenido quirúrgicamente. En este sentido, abogado de la familia, Ignacio Carbone, advirtió que el fiscal debe demostrar que el arma pertenece al hermano del crack argentino: “Le hicimos saber que estamos a disposición, le vamos a presentar el parte médico”, indicó Carbone y deslizó la hipótesis de que la pistola fue plantada en la lancha.

Cuando llegaron los efectivos policiales encontraron que la cubierta de su lancha tenía manchas de sangre y no quedó convencida con las explicaciones recibidas. El tema del arma también resulta un gran misterio, más aún cuando el abogado de la familia niega que pertenezca a Matías Messi.

No es la primera vez que el hermano de ‘La Pulga’ tiene problemas con la justicia. El 26 de agosto pasado, chocó su Audi contra un camión en una carretera cercana a Rosario. Si bien no hubo heridos, destrozó la parte delantera del coche. En septiembre de 2016, la justicia lo condenó a realizar tareas comunitarias en el Club Social y Deportivo Leones de Rosario por portar un arma de fuego. El 3 de octubre de 2015 también fue retenido después de que, en un operativo de tránsito, los agentes encontraron una pistola calibre 22 que no pudo justificar legalmente, dicha requisa derivó en un incidente. Hubo forcejeos con un gendarme a quien le recordaron el poder del apellido Messi.

Cinco años antes, en abril de 2011, una casa suya fue tiroteada. Matías guardó silencio y evitó hacer una denuncia. La policía actuó de oficio al recibir la llamada de una mujer de la zona.

En octubre de 2015, la revista ‘Noticias’ consignó que Matías “tiene una relación muy estrecha con César Aron Trevez, conocido como El Ojudo”, y quien fue apresado por asesinato. Cuando lo arrestaron, Trevez tenía “dos kilogramos de pasta base, 20 litros de acetona y precursores químicos para cocinar la droga”.

Leonel tiene tres hermanos. Rodrigo Martín, el mayor, trabaja como chef en Barcelona. María Sol, encargada de administrar su imagen en redes sociales y sitios web. Y Matías, que es propietario en Rosario de un gimnasio, Casa Amarilla y administra el bar VIP, ubicado en uno de los lugares más frecuentados de la ciudad, frente al Monumento de la Bandera.

Comentarios

comments