Con estas palabras, Adriana la nieta recuperada número 126, describió lo que sucedió en su vida. Sus padres fueron secuestrados en la ciudad de La Plata durante la última dictadura militar.

Adriana, la nieta restituida, hoy tiene 40 años es hija de Edgardo Garnier y de Violeta Graciela Ortonali y nació durante el cautiverio de su madre. “Estoy feliz, plena. Se me completó la vida”, manifestó.

Según se supo Violeta Ortonali, madre de Adriana, fue secuestrada el 14 de diciembre de 1976 en el barrio “La Granja” de La Plata, con un embarazo de ocho meses. Desde entonces, Edgardo la buscó, y el 8 de febrero de 1977 también fue secuestrado.

Acompañada por Estela de Carlotto y otras integrantes de la organización de Abuelas de Plaza de Mayo, su tía Silvia y su prima Marcela, en la conferencia de prensa declaró: “Estoy muy orgullosa de serlo. No pudieron, esta vez no pudieron y el amor le ganó al odio”, y remarcó que “el amor es más fuerte que el odio, siempre”.

Además, señaló: “La sensación es muy distinta que pensar que había sido abandonada, no deseada, que sentir que fui una persona muy querida, muy buscada y que tengo una familia hermosa”.

Con respecto a sus familiares Adriana comentó, “que, con 40 años, tengo una abuela que es una genia y que ya pude hablar con ella”, en referencia a Blanca Díaz de Garnier, madre de su padre, que vive en la provincia de Entre Ríos.