Luego de que el presidente decretara que cualquier familiar de funcionario no tendría lugar en su gobierno, uno de los intendentes de la provincia cercano a Vidal no hizo caso e instaló la polémica.

Se trata de Ezequiel Galli, se sumó a los decretos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, el cual prohíbe que los funcionarios sumen familiares al Estado. Sin embargo, el intendente de la ciudad olavarriense no cumplió con su palabra ya que siguen 3 de los 15 familiares que estaban trabajando.

Esta polémica generó inquietud en los opositores y la gente de Olavarría, el intendente salió a aclarar “a ninguno de ellos toca el decreto” y aseguró que “no son ñoquis”. Con esas frases dejó más que en claro que los tres seguirán en sus respectivos puestos en el municipio.

El intendente agregó que a mis primos nadie les regaló nada, tienen títulos, son personas idóneas”, reafirmando la legitimidad de los puestos de trabajo de éstos.

¿QUIÉNES SON LOS “ÑOQUIS” DE GALLI?

Su tío, Eduardo Galli es asesor y antes había ocupado el cargo de secretario de Deportes. En tanto, su primo Hilario Galli es subsecretario de Gobierno.

Otro de sus primos, Agustín Galli es subsecretario de Deportes. En tanto, la señora de Agustín Galli es la titular de la Dirección de Género.

Su prima, Mariana Galli, ocupa un cargo en la Dirección de Psicología del hospital municipal. El esposo de Mariana Galli es el encargado del depósito del mismo hospital.

Otra prima del intendente: Viviana Sneider, tiene a cargo la Dirección de Enfermería. El esposo de Sneider es subdirector de Bromatología. Quien está al frente del área de Bromatología es la prima de la esposa de Galli, Paola Milessi.

Luciano Blanco, es subsecretario de Legal y Técnica, y también es familiar del intendente. La esposa de Blanco, Mariana Diamanti, es secretaria de Salud. También son familiares el director Administrativo del Hospital, Alexis Armanini. Su esposa es directora de Sistemas del municipio.

Gastón Acosta, quien fuera secretario de Hacienda y hombre cercano a Galli, también llenó el gabinete de familiares. Su esposa Guadalupe Araujo es Subsecretaria de Relaciones Internacionales. Su hermana, Lucrecia Acosta, es directora de Casa de Olavarria en la ciudad de Buenos Aires. En tanto, Guadalupe Acosta es la locutora oficial del municipio.

Vale agregar que Galli, era uno de los intendentes con mas familiares trabajando para él. Una suma de 15 familiares trabajando en puestos del municipio. Entre ellos, trabajaba su propia esposa, quien tenía un puesto como auditora de PAMI. El intendente se defendió “estudió para ser médica, el cargo era una auditoría y ya renunció hace quince días”