Según los resultados de la autopsia realizada a Débora Pérez Volpin todas las hipótesis conducen a que la responsabilidad del fallecimiento de la periodista es de los médicos que realizaron la endoscopía. Mirá el resumen del informe preliminar de la autopsia.

Se dieron a conocer los primeros resultados de la autopsia realizada a la periodista, Débora Pérez Volpin, quien falleció cuando de realizaba una endoscopía el 6 de febrero, en la Clínica de La Trinidad.

A raqíz del informe preliminar de la autopsia se desprende que “Si bien la congestión y el edema pulmonar son la expresión final de una falla cardíaca, la misma es la consecuencia del barotrauma generado por el neumomediastino y el neumoperitoneo, los cuales estarían en relación con las maniobras instrumentales endoscópicas practicadas en la vía digestiva, dado el hallazgo de las lesiones descriptas en esófago y estómago”.

Además, añade: “Se aguardan los resultados de la anatomía patológica para dar mayores detalles, respecto de la existencia de perforaciones completas”.

“La causa de muerte determinada macroscópicamente ha sido congestión y edema pulmonar, neumomediastino y neumoperitoneo”, y lo más importante es que “estarían en relación con las maniobras instrumentales endoscópicas practicadas en la vía digestiva, dado el hallazgo de las lesiones descriptas en el esófago y estómago”, señala el informe.

Se acuerdo al criterio de los peritos, las perforaciones halladas en el estómago y el esófago son clave para determinar que existieron responsabilidades de los médicos del Sanatorio de la Trinidad durante la endoscopía. Lo cual descarta la posibilidad que, la diputada Pérez Volpin, no sufrió una muerte súbita.