Se acusa al Subsecretario de Presidencia de haber ocultado una cuenta en Andorra por un monto de 1,2 millones de dólares. Se trata de Valentín Díaz Guilligan, quien además olvido volcar esa información en su declaración jurada. El Gobierno salió a apoyarlo.

El Subsecretario de Presidencia, Díaz Gilligan, en una entrevista con el diario Clarín aceptó que mintió a la Oficina Anticorrupción en 2013, cuando asumió como funcionario en el Gobierno de la Ciudad. “Ese es el único punto donde puede haber algo y que es lo que voy aclarar el lunes en la Oficina Anticorrupción. Como la sociedad no la estaba usando ni estaba cobrando ni obtenía dividendos… no tenía nada y había pedido salir y como esa salida era inminente no la tenía declarada”, fue su inesperado descargo.

En su defensa Díaz Guilligan asevera que la cuenta no es propia sino es que pertenece a una “sociedad”: “Voy a presentar los balances, la constitución y la salida de la empresa en la Oficina Anticorrupción. No tengo nada que ocultar. La plata no era mía y no tuve ingresos”, sostuvo sin aclarar a quién pertenecía realmente.

Asimismo, el funcionario dejó trascender que: “No creo que sea necesario en tanto pueda explicar toda la actividad que surgió y qué voy a hacer el lunes”.

En tanto, el presidente del interbloque Cambiemos en la cámara de Diputados, Mario Negri, pidió que el Subsecretario de Presidencia de un paso al costado y aclare su situación. “No hay que incomodar al gobierno, sino ayudarlo”, sentenció. Y volcó su opinión en su cuenta twitter.