A raíz de la masiva marcha en apoyo a legalizar el aborto, el gobierno salió rápidamente a confirmar que no iba a “obstaculizar” la discusión del aborto, sin embargo ahora dio marcha atrás y no daría quórum en la sesión especial en el Congreso .

El diputado Mario Negri rompió el silencio sobre el debate de la despenalización del aborto y aseguró que “hasta ahora no hay ningún pedido de sesiones. Si hay pedido de sesión especial no vamos a dar quórum a eso”, puntualizó el jefe del bloque oficialista en Diputados y, agregó, “vamos a profundizar el debate por el camino normal que corresponde, que son las comisiones”. 

En tanto, el presidente Macri fue claro en su opinión al afirmar que “estaba a favor de la vida”, en cierta forma defendiendo la despenalización del aborto, un tema que inquieta a los políticos porque porque abre un un debate con la religión católica. Por otro lado se pone en duda si el tema realmente interesa al Gobierno o es tomado para ponerlo en agenda y de esta manera evitar que se discuta de temas reales como el devenir de la economía.

El proyecto para habilitar la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación será presentado en el Congreso, donde luego se hará el pedido de sesión especial, al mismo adhirieron legisladoras de distintas fuerzas, incluso de Cambiemos. Con un riesgo: si pierden la votación, la iniciativa no podrá volver a ser tratada este año.

Para iniciar la sesión especial, las impulsoras del aborto legal necesitarán reunir 129 presencias. Según el colectivo de “Economía Feminista”, hasta el momento la despenalización del aborto tendría 84 diputados y 10 senadores a favor, mientras que 91 diputados y 24 senadores se opondrían. Son números parciales porque muchos legisladores (más de 100) todavía no se han expresado sobre el tema.