Un boliche bailable de Córdoba  le negó la entrada a un joven con síndrome de down por “mal comportamiento”. De no creer.

 

El joven de 19 años les contó a su padre los hechos ocurridos, los padres decidieron actuar y realizaron una denuncia ante la policía de Córdoba por discriminación. Los “patovicas” se defendieron diciendo “fue inadecuado” refiriéndose al joven al que le negaron la entrada a un boliche en la ciudad cordobesa de Villa María, el local respondió a través de un comunicado que le aplicaron el derecho de admisión por su “mal comportamiento”.

Los dueños del boliche salieron a romper el silencio y dijeron: “A nuestros amigos y clientes habitué: no solemos dar información sobre sanciones, pero consideramos que el caso lo amerita. Él es Marcos, cliente de Jet Set, que debido a su inadecuado comportamiento la última vez que ingresó a la disco, se le aplicó el derecho de admisión y la correspondiente sanción”, sentenciaron.

El hecho ocurrió la semana pasada cuando Marcos se acercó al boliche con dos amigos, pero cuando quiso ingresar dejaron pasar a sus amigos y no a él. Sus padres denunciaron que cuando fueron a buscarlo, les dijeron que en el lugar se hacían otras fiestas para chicos especiales, que lo llevaran ahí.