Hace menos de una semana Info Virales informó acerca de la crisis que atraviesa la salud bonaerense y uno de los casos más notorios fue la operación de un hombre realizada en el hospital provincial Rossi, de La Plata, donde durante la intervención quirúrgica hubo 8 cortes de luz teniendo que terminar la cirugía con la linterna de los celulares. La noticia es que el hombre falleció pocas horas después.

El hospital Rossi que depende de la administración de María Eugenia Vidal, volvió a ser noticia por un hecho doblemente grave. El fin de semana debieron intervenir quirúrgicamente a un hombre pero los reiterados cortes de luz (8 en total) obligaron que dicha operación termine bajo la luz de los celulares de los asistentes del cirujano. La gravedad mayor del caso es que el paciente finalmente falleció pocas horas después de la intervención quirúrgica.

Hay que decir, también, que el ministro Andrés Scarsi, gravemente cuestionado y señalado por la falta de insumos en hospitales, por tener su oficina en Capital Federal, no brindó una explicación oficial sobre los cortes de luz que sufre el hospital.

Durante la semana, los cirujanos del Hospital Rossi reconocieran que operaron a un hombre con la luz de sus celulares por un corte de luz, desde el gremio de profesionales de la salud, CICOP, aseguran que “las interrupciones son constantes” y que por ellas “dejaron de funcionar dos mesas de anestesias que cuestan un millón de dólares cada una y una máquina de nefrología. Esto complica los tratamientos de diálisis”, sostuvieron.

Con todas estas pruebas a la vista lo que se espera que tanto la gobernadora Vidal o al menos el ministro Scarsi tomen cartas en el asunto y empiecen a trabajar para mejor la salud de los bonaerenses.

Nada de esto está sucediendo, hace pocas horas un vocero del Ministerio de Salud bonaerense, explicó que el hombre falleció en el Hospital Rossi “por un delicado estado de salud que atravesaba, ya que estuvo internado un mes en terapia intensiva, y que nada tuvo que ver con el corte de luz que sufrió el quirófano”, anunció.

Como se comprende esta negación del ministerio ante los dichos de los médicos que diariamente transitan el hospital y describen una realidad muy preocupante: instalaciones que están en pésimo estado. Está claro que la crisis del sistema público de salud excede a lo que ocurrió en el Rossi.


El ministro de Salud bonaerense, Andrés Scarsi, presta juramento a la gobernadora María Eugenia Vidal.

Los gremios ya viene alertando por la falta de insumos y cuestionaron al ministro de Salud porque, aseguran, atiende desde una oficina que el Banco Provincia tiene en Capital Federal.