El caso de Facundo Burgos, 12 años, deja mucha tela que cortar sobre el rol de las fuerzas de seguridad. Mientras la policía aseguró que hubo un tiroteo, la familia del niño desmintió categóricamente esa versión. Los agentes fueron liberados. Se asemeja con el caso Chocobar, el agente asesinó por la espalda a un supuesto delincuente y Mauricio Macri lo recibió en Casa Rosada.

Familiares del joven asesinado, desmienten la versión de los agentes que dicen que el niño estaba armado y disparó a los efectivos policiales desde una moto. Lo cierto es que murió a causa de un disparo en la nunca por la policía local y los agentes están en libertad.

¿Doctrina Chocobar?

Hilda Ferreira, tía de la víctima, fue un de las primeras en salir a desmentir lo dicho por las autoridades y en tal sentido, afirmó: “queremos que se haga justicia, que estos criminales vayan presos”. Además sostuvo que “está mal la policía. Él era una criatura, era muy querido. Mienten cuando dicen que tenía armas, no hay nada de eso en las fotos. Están equivocados. Facundo no era un asesino de policías. No era como el que asesinó a dos en el parque 9 de Julio”.

Asimismo, la abuela de Facundo Burgos, el niño asesinado, escribió una carta conmovedora en las redes sociales, a continuación publicamos parte de la misma: “Ya no me quedan lágrimas. Nos destrozaron la vida. El Negro era un niño maravilloso, lleno de amistades, que no tenía problemas con nadie. Y anteayer a la madrugada, a pocas horas de su primer día en la secundaria, lo mataron, me lo mataron. Tenía 12 años”.