El futbolista de Racing, Ricardo Centurión, protagonizó un nuevo escándalo esta mañana en la localidad bonaerense de Lanús. Mirá el video.

 

Según fuentes policiales, Centurión pasó varios semáforos en rojo en una zona escolar, por lo que fue detenido y se le pidió que se haga un control de alcoholemia al que el futbolista se negó. Luego, el volante de Racing discutió con las autoridades policiales e intentó sobornarlos, las imágenes quedaron registradas en un video.

Finalmente el vehículo BMW de Ricky Centurión fue remolcado por la policía, ya que el negarse al estudio de nivel de alcohol en sangre, para la Justicia equivale a un resultado positivo.

 

 

El hecho sucedió a alrededor de las 8 de la mañana en Lanús y según los agentes policiales que estuvieron presentes declararon que el futbolista tenía aliento a alcohol.

No es la primera vez que Ricardo Centurión se ve involucrado en este tipo de hechos, en 2016 cuando jugaba en Boca fue protagonista de un choque en el que primero escapó y horas más tarde se presentó a declarar a la comisaría y confesó ser responsable del mismo.