El campeón del mundo en 1978, falleció a los 64 años debido a un cáncer de lengua que padecía desde octubre pasado. El fútbol se encuentra de luto. 

Conocido como “el último wing” del fútbol argentino, falleció este jueves René Orlando Houseman y el mundo del fútbol está de luto. Brilló en en el Huracán del ’73, dirigido por César Luis Menotti, y se consagró Campeón del Mundial de 1978 también con el “Flaco” como entrenador.

El reconocido hincha de excursionistas, tenía los dotes extraordinarios de “gambeta de potrero” y un quiebre de cintura sensacional que lo llevaron a que hoy sea considerado uno de los mejores wings de la historia del fútbol argentino.

La emotiva despedida de Luis Menotti

“Creo que este tipo de futbolistas, estas personas, que se ligan al cariño de la gente no se van nunca. Siempre andan ahí, en su barrio, siempre andan ahí dando vueltas. Lo tomo como que está presente en cada pase, en cada túnel, en cada gambeta. Está su vida ahí”, se despidió el “Flaco” Menotti.