Los sospechosos de 17 y 18 años, fueron demorados en la noche del lunes y detenidos ayer por la tarde en la Comisaría de Virrey del Pino, acusados de asesinar al colectivero de la línea 620, Leandro Alcaraz.

Rodolfo Manuel Osorio y Jonathan Maximiliano Acevedo se encuentran detenidos y acusados en la causa que investiga el homicidio de Leandro Alcaraz, chofer de la línea 620 que fue asesinado de dos balazos el domingo por la tarde en la zona de Virrey del Pino.

“Rodolfito” y “El viejo”, cómo se los conoce, habían sido apuntados como sospechosos por los vecinos de Virrey del Pino, y según las fuentes ambos jóvenes vivirían actualmente cerca de la zona donde se produjo el terrible crimen.

Rodolfo Manuel Osorio, alias “Rodolfito” y Jonathan Maximiliano Acevedo, alias “El viejo”, fueron señalados por vecinos de la zona.

La clave para su detención fue la confesión de un persona, quien permanece en el anonimato. Este NN se quebró ante las autoridades judiciales y relató cómo fueron exactamente los hechos. Según su testimonio, el mayor habría sido el autor de los disparos mientras que el menor subió al colectivo para viajar al hospital de San Justo, donde se encuentra internada su pareja de 16 años con 7 meses de embarazo.

En un operativo realizado en el domicilio de Osorio, los investigadores se llevaron dos teléfonos Samsung, una campera Nike azul y un arma de fuego. Elementos que en principio coincidirá con los que portaban los atacantes de Leandro, por lo que los investigadores creen haber dado con los asesinos. No obstante, aún no se presentaron testigos del crimen.

Tampoco la mujer que le habría prestado su tarjeta SUBE al menor de los atacantes para evitar que prosiguiera la discusión que se originó cuando los delincuentes subieron al interno 103 de la línea 620.