Bajo la fuerte presión internacional que sufre Venezuela el Gobierno de Nicolás Maduro liberó treinta y nueve venezolanos acusados de delitos políticos.  

En un acto público en la cancillería la presidenta de la oficialista Asamblea Constituyente, Delcy Rodríguez, dijo acoger el pedido de Maduro y anunció que habrá más liberaciones. “Podemos pensar distinto, pero podemos entendernos por vías distintas a la violencia”, señaló Rodríguez, al pedirle a los liberados “alejarse por siempre” del “odio y la intolerancia”.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) precisó que 39 personas recibieron el beneficio procesal este viernes, entre los que figuran algunos involucrados en una agresión contra un diputado opositor durante la reciente campaña presidencial. “Debemos entender que los venezolanos estamos llamados a resolver nuestras propias diferencias sin ningún tipo de injerencias ni intervenciones”, agregó Rodríguez, del círculo cercano de Maduro.

El 24 de mayo, tras jurar como presidente reelecto ante la Constituyente que rige con poderes absolutos, Maduro ofreció la liberación de opositores para “superar las heridas” de las protestas de 2014 y 2017, que sumadas a otras manifestaciones dejaron unos 200 muertos.