Con la victoria de Rusia por 3 a 1 ante el combinado de Egipto, la selección de Mohamed Salah quedó eliminada del Mundial en primera rueda. Le queda el partido contra Arabia Saudita para sumar al menos 1 punto.

Tras un primer tiempo peleado, el equipo anfitrión de la Copa del Mundo se impuso ante la selección del argentino Héctor Cúper por 3 a 1 y eliminó a Egipto del Mundial. Primero, con un gol en contra de Ahmed Fathy que con mucha mala suerte golpeó la pelota y le cambio el palo a su compatriota Mohamed El-Shenawy que no llegó a sacarla.

Minutos después Denis Cheryshev recibió una asistencia de  Mário Fernandes, el delantero del Villarreal anticipó a Mohamed Elneny y Ahmed Hegazi y con una soberbia definición con la zurda puso el 2 a 0 y alcanzó a Cristiano Ronaldo en la cima de los goleadores del Mundial.

A los 61’, dos minutos después del gol de Cherishev, Dzyuba  bajó la pelota con el pecho, gambeteó a un rival y rompió el arco. Rusia 3 – Egipto 0, el Estadio de San Petesburgo era una fiesta que ni el penal que el VAR le dio a Egipto y Salah convirtió en gol pudo opacar.

“Fueron dos goles seguidos que realmente llaman la atención porque el equipo estaba bien” dijo el técnico de Egipto, Héctor Cúper. “ Es futbol esto”, sintetizó. El lunes 25 cerrará su triste participación en el mundial contra Arabia Saudita.

Por el lado de Rusia los números reflejan una actualidad imposible de mejorar. Diferencia de 7 goles, 6 puntos, punteros del Grupo A y con un pié en octavos. Solo resta esperar si clasifica primero o segundo del Grupo, pero en octavos, seguro que está.