Tras conocerse la noticia de su salida del club de Liniers para vestir la camiseta de Boca,  amenazaron de muerte a la familia del jugador. 

Hace instantes que Natalie Weber, esposa de Zarate, y sus dos hijos fueron amenazados de muerte. “Dijeron que los iban a prender fuego a todos”, contaron en ‘Involucrados’. Esto se suma al malestar que vive el jugador desde su salida de Vélez, club del que es supuestamente hincha y donde había prometido seguir jugando. Sus hermanos se enojaron y la hinchada no se lo perdonó al punto tal que ahora su esposa y sus hijos están en peligro.

Por su parte, el jugador pidió disculpas y alegó que lo hacía ‘por motivos personales’ ajenos a lo económico pero no le creyeron.

Según confirman algunos allegados a la familia, la policía ya habría tomado intervención en este tema que superó los límites. “Están muy asustados”, aseguran.