Nahir Galarza fue considerada culpable por “unanimidad” por la justicia de Gualeguaychú del “homicidio agravado por el vínculo de pareja” de su novio Fernando Pastorizzo. Todos los detalles.

Si bien Nahir Galarza no estuvo presente en el Tribunal al momento de la sentencia, fue considerada culpable por “unanimidad” del “homicidio agravado por el vínculo de pareja” de su novio Fernando Pastorizzo ocurrido en diciembre pasado en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú.

Los abogados defensores de Galarza plantearon una condena con un máximo de cinco años de prisión por “homicidio culposo”, bajo el argumento de que se había tratado de un hecho accidental que se produjo en un contexto de violencia de género del que supuestamente la chica era víctima.

En su declaración la acusada dijo que se le nubló la mente en el momento en el que realizó en forma “accidental” los dos disparos con los que mató a su novio de 20 años.

Los argumentos planteados por la defensa, fueron desechados por los fiscales Sergio Rondoni Caffa y Lisandro Beherán, quienes sostuvieron que Nahir realizó los disparos en forma voluntaria y que sabía manejar el arma porque le había enseñado su padre policía.

El crimen de Fernando Pastorizzo, de 20 años, ocurrió el 29 de diciembre de 2017 en Gualeguaychú y el jurado finalmente descartó que la violencia de género mediara como atenuante y le aplicó a la joven de 19 años la pena de prisión perpetua que es la más dura del Código Penal.

Las tres claves que la llevaron a la cárcel fueron el vínculo con Fernando Pastorizzo, la intencionalidad de los disparos y la presunta violencia de género fueron determinantes en el fallo.

La pena que deberá cumplir Nahir Galarza será de 35 años de cumplimiento efectivo, de esta manera la joven podrá salir de la carcel a los 54 años.