Recuperó su libertad Luis “El Gordo” Valor, líder la “superbanda” que en las últimas dos décadas del siglo pasado protagonizó resonantes robos a bancos y camiones blindados. Toda su historia.

Ya había salido de la prisión en el 2007, pero dos años más volvió a ser detenido tras una persecución y tiroteo en la localidad bonaerense de Pablo Nogués, donde se lo sorprendió con elementos robados. En mayo del 2014 había recuperado temporalmente la libertad bajo un régimen especial, pero en un mes después volvió a la cárcel al ser sorprendido portando armas.

¿Quién es?

“El Gordo” es considerado el ladrón de bancos y blindados más célebre de la historia penal argentina y fue el líder de la denominada “Superbanda”, la cual también estuvo conformada por otro delincuente conocido: Hugo Sosa, alias “La Garza” o “Cacho”.

Estaba preso en la Unidad Penal Nº 21, en Campana, desde 1995. Tiene tres condenas: a 24 años de prisión, por una serie de asaltos; a 20 años, por un golpe frustrado a un camión blindado en La Reja (partido de Moreno), en el que murieron un policía y dos delincuentes, y a 7, por fugarse de la cárcel de Villa Devoto. En una entrevista con el medio LA NACION, Valor dijo que llegó a dar seis golpes por mes y negó haber participado en el de La Reja.

“[Por primera vez] Fui detenido por eso en 1975. Estuve cuatro años en Olmos. En agosto de 1981 me volvieron a detener por un robo en un negocio. Salí en el 84. Ahí empezamos con piratería del asfalto. Después, empezamos a “hacer fábricas”, decía en esa entrevista.

Y agregaba sobre sus comienzos en el robo de camiones de caudales: “Todo pasó entre el 84 y el 85. Arrancamos con los bancos y después, como nadie estaba “haciendo” blindados En el 86 ya nos queríamos retirar. Ese es el problema: los ladrones nunca se retiran. Demasiado dinero”.

En septiembre de 1994, Valor se fugó del Penal de Villa Devoto junto a otros presos tras descolgarse de una sábana y saltó desde una altura de siete metros para ganar la calle, pero luego fue recapturado.

En 2007, fue beneficiado con una excarcelación tras haber pasado 15 años detenido y por no estar firme su sentencia. Pero el 31 de julio del 2009 volvió a ser apresado tras protagonizar esa persecución y tiroteo que finalizó dentro del country de Pablo Nogués, donde manejaba un auto con varios objetos robados.