Se jugó la primera fecha de los cuartos de final del Mundial de Rusia. Uruguay y Brasil quedaron afuera y ahora sólo quedaron combinados europeos. Lo mejor de una jornada sorprendente.

A las 11 de la mañana de la Argentina jugaron en el primer turno la selección de Uruguay contra sus pares de Francia. Luego de 40’ en donde ningún equipo parecía superior, tras un corner del Antoine Griezzman apareció Raphael Varane y puso arriba a los galos. Ya en el segundo tiempo, tras un tiro de 7 del Atlético de Madrid que reboto tontamente en las manos de Muslera y entró, Francia dejó afuera a nuestros vecinos orientales.

Más tarde, Brasil perdería su hegemonía en los pies de Belgica, que jugó un primer tiempo para campeonar, y un segundo tiempo ya metido atrás contra un equipo brasilero que le llegó por todos lados pero no pudo empatar. Primero encontraría la ventaja con un gol en contra de Fernandinho que cerró los ojos para cabecear y tras un corner la pelota le rebotó y entró. Antes de terminar la primera parte, Romelu Lukaku corrió varios metros con la pelota, gambeteo a un par de brasileros y le dejo la pelota a su compañero del Manchester City, Kevin De Bruyne, que la cruzó para poner el partido 2 a 0 antes del entretiempo. Los otros 45’ fueron para los sudamericanos que descontaron con un cabezazo de Renato Augusto a quien Coutinho habilitó de manera magistral. Ambos jugadores tendrían el empate en sus pies pero desperdiciaron todas las ocasiones posibles para tratar de dar vuelta el resultado.

De esta manera Europa es la gran vencedora del Mundial de Rusia. Las otras dos plazas en ‘semis’ solo pueden optar otros cuatro equipos europeos: Croacia, Rusia, Inglaterra y Suecia. La última vez que hubo un pleno europeo en las semifinales de un Mundial fue en Alemania-2006, cuando Italia levantó al Copa del Mundo tras derrotar en la final a Francia y en ‘semis’ a la anfitriona. El cuarto semifinalista fue Portugal. Pero también se produjo en otras tres ocasiones: España-82, Inglaterra-66 e Italia-34.

En el Mundial organizado en tierras españolas, llegaron a la final Italia y Alemania Federal, mientras que los semifinalistas de Polonia y Francia. Los no europeos que llegaron más lejos fueron Brasil y Argentina, que no pasaron de la segunda fase.

En 1966, la anfitriona Inglaterra se alzó con el título tras derrotar a Alemania Federal, con polémica, mientras que ambas habían superado en ‘semis’ a Portugal y URSS, respectivamente. Argentina y Uruguay, junto a la sorprendente Corea del Norte, no pasaron de cuartos de final.

En 1934, Italia ganó en casa su primer Mundial tras derrotar en la final a Checoslovaquia. En semifinales cayeron Austria y Alemania. Estados Unidos, Brasil, Egipto y Argentina no pasaron de los octavos de final.

Capitulo aparte merece el Mundial de Alemania Federal de 1974. En esa edición no se disputaban semifinales, pero la final fue 100% europea: La anfitriona contra Holanda.