En Manchester, durante una conferencia de prensa, el técnico del City dijo estar “bastante decepcionado con lo que dijeron en Argentina” y dejó muy mal parado al Chiqui Tapia y el resto de dirigentes de la AFA.

Tras las versiones que aseguraban supuestas averiguaciones de Claudio Tapiaun para contratar al ex DT de Messi como seleccionador de la Argentina, Pep Guardiola no se guardó nada y con un gesto de enojo lanzó: “Estoy bastante decepcionado con lo que dijeron en Argentina, porque para hablar de mi salario primero tienen que saber cuánto gano. Nadie se contactó conmigo ni con mi entorno”.

En una conferencia de prensa en Manchester, antes del debut ante el Arsenal en la Premier League el próximo domingo 12 de agosto, el técnico del Manchester City explicó que “por supuesto que yo tengo contrato y me tengo que quedar aquí, pero no fue correcto decir que la razón para no dirigir la Selección argentina era mi salario”.

Y añadió: “Yo no voy a entrenar a Argentina, pero no está bueno que me ponga en un lugar incómodo porque no sé qué puede pasar en el futuro”.

Días atrás, el presidente de la AFA declaró que hizo averiguaciones para poder contratar a Pep Guardiola, pero aclaró que era muy difícil por cuestiones económicas. “Averiguamos por Guardiola, pero es muy difícil. Lo analizamos. Pero nunca pensamos que económicamente iba a ser tanto. Tendríamos que hipotecar todo”, había dicho, entre risas, el Chiqui Tapia.