La diva volvió a opinar sobre política, habló de “los cuadernos de las coimas” y retomó su acérrima defensa de Cambiemos.

Mientras algunos personajes famosos de la tv y figuras del espectáculo buscan evitar hablar sobre política, como hizo hace unos días el actor Guillermo Francella, otros sí optan por hacerlo y, de hecho, reafirman sus ideas con las más firmes convicciones y sin gambetear la polémica. Es el caso de Susana Giménez, la diva de Telefé, que habló sobre “los cuadernos de las coimas” y el aborto, pero también retomó su acérrima defensa al presidente Macri y anunció qué hará en las próximas elecciones presidenciales.

“Volvería a votar a Macri porque creo que está haciendo las cosas bien. No hizo mierda el país, cuando llegó ya estaba mal”, afirmó Susana en una entrevista con Clarín.

Para sostener más aún su postura política, Susana explicó que el líder PRO no habría explicado la verdadera magnitud de la “pesada herencia”: “También creo que tendría que haber comunicado en qué estado encontró todo, pero no es su estilo. Se ve que al principio no quería amargar a la gente diciendo ´se nos viene la night´”.

A pesar de reconocer que “la gente la está pasando mal” y poner como ejemplo que “el mes pasado” tuvo “una factura de luz de 4.000 pesos y hoy una de 40 mil”, que “eso le pasa a mucha gente”, insistió en su defensa a Macri y sus dardos hacia el kirchnerismo.

“Hay una crisis, pero también hay un motivo: quedó todo mal, se llevaron todo. Dejaron las arcas vacías, se afanaron todo. Hay que recortar y sacar guita de todos lados. A mí también me duele el tema de los impuestos. Tengo muy claro que hay muchísimas personas en peores condiciones. Y entiendo que esto que nos pasa como sociedad es consecuencia de la gestión anterior”, aseguró.

La diva dijo que está “triste por la Argentina” y que siente “vergüenza” por lo que dejó “el gobierno anterior”. Y habló del exchofer Oscar Centeno: “Los que saben dicen que lo que se va descubriendo, como lo de los cuadernos de las coimas, no es nada al lado de todo lo que puede aparecer. A mí esa noticia me cayó como una bomba”.

A poco de que el Senado rechace la legalización del aborto y tras una elíptica opinión en favor de la medida a través de su revista, Giménez habló por primera vez de la interrupción voluntaria del embarazo. “Me parece que cada cual tiene que hacer lo que sienta. Hay que ofrecer condiciones de dignidad ante la necesidad de un aborto… ante una violación, suponete. Ahora, tiene que haber un tope, porque si no van a venir de todos lados a hacérselos acá”, definió.

Si bien reveló que no tiene “pañuelo”, señaló que elije “el verde, por supuesto”, dado que “hay casos tremendos de chicas que tienen que abortar en lugares imposibles” y “eso es un verdadero drama”…