En la red social twitter miles de usuarios se manifestaron bajo las consignas de #IglesiaYEstadoAsuntoSeparados y #NoALaPersecusiónReligiosa.

La guerra de pañuelos que convulsionó las calles durante los últimos tiempos fue llevada a las redes sociales en el día de hoy. El denominado Twittazo marcó un nuevo episodio del tema que genera división en el país.

Luego de que el Senado rechazara la Ley de Aborto en Argentina, la miradas de la parte feminista en favor del aborto apuntaron a la Iglesia y su influencia en el Estado. Tras la marea verde que masificó el reclamo por el aborto legal, ahora los pañuelos se tiñen a naranjas para plantear da separación de la Iglesia del Estado, con el lema “asuntos separados”.

En ese sentido apunta un proyecto presentado en la Legislatura, que busca terminar con las exenciones y subsidios al clero en territorio porteño.

Por su parte, buena parte de la sociedad religiosa y en contra de la legalización del aborto o “pro vida” se ha expresado bajo la consigna de #NoALaPersecuciónReligiosa en un intento de victimización oportuna. Pero desde su posición entienden que la Iglesia en muchos casos llega a lugares a los que el Estado no.