El hallazgo se produjo en Hospital Paroissien de Isidro Casanova. El explosivo fue hallado durante una recorrida de rutina por un policía en un pasillo del sector de administración de libre acceso al público.

El escuadrón antibomba de la Policía Bonaerense realizó este viernes una detonación controlada de un artefacto explosivo encontrado en el Hospital Paroissien de Isidro Casanova.

El explosivo fue hallado durante una recorrida de rutina por un agente de la Provincia en un pasillo del sector de administración de libre acceso al público.

Según informaron fuentes policiales, se trataba de una granada de guerra denominada FMK2, modelo 0, utilizada normalmente por las Fuerzas Armadas, la cual contenía Hexágono y Trotil.

El lugar donde fue dejado el artefacto no posee cámaras de seguridad, aunque sí el sector de guardia cercano, por lo que se solicitaron las filmaciones para identificar a las personas que podrían haberse dirigido hacia esa zona.

En tanto, las autoridades del hospital negaron haber recibido amenazas previas y descartaron que el hecho sea consecuencia de algún conflicto gremial.