Durante una entrega de diplomas y ante las autoridades alumnas que cursaron en el histórico establecimiento ubicado en el barrio porteño de Monserrat acusaron a personal del instituto por diferentes ataques sexuales.

Durante la entrega de diplomas a los egresados 2016, alumnas del Nacional Buenos Aires denunciaron que profesores y preceptores las acosaron, besaron y hasta algunas de las víctimas manifestaron que haber sufrido manoseos.

Agostina D’Ascenzo, Catalina Gobelli, Zoe Taricco García y Lola Romero, son algunas de las chicas que decidieron revelar estas repudiables situaciones.

Este es el discurso, con la fuerte denuncia de las jóvenes

Venimos a denunciar la violencia institucional ejercida hacia nosotres“, indicó una ex alumna al micrófono frente a las autoridades presentes.

A continuación, la joven expresó: “Las experiencias que tenemos para contarles fueron, y siguen siendo, sumamente dolorosas”.

Detalladamente esta joven prosiguió a contar las terribles situaciones sufridas desde que ingresaron al establecimiento en 2012 y. Citando nombres y apellidos, describió las diferentes situaciones de abuso y acoso.

En esta línea, la alumna que cursaba el turno mañana y habló representando a sus compañeros dijo: “Año 2015. Tenemos quince o dieciséis años. Subimos las escaleras para llegar al aula y nos encontramos con Diego Riveiro, preceptor. Nos ofrece su servicio de masajes, evalúa junto a nuestros compañeros cuál es el mejor culo del año y les comenta ´cómo se garcharía´ a una de nuestras compañeras. También hay besos y manoseos que nos incomodan. Solo comentamos estos episodios entre nosotres en el baño durante el recreo”.

 

 

 

Y continuó: “Hay un sistema normativo imperante en este Colegio que da lugar a que asistamos a clases rodeades de carteles que predican, con total impunidad, que somos putas por disfrutar libremente de nuestra sexualidad, que somos objeto de consumo de nuestros compañeros. ¿O se atreverían a decir que no se percataron de que esto era una constante en nuestro día a día? ¿No era lo suficientemente llamativo el mural de “Gordas y vino” frente al Colegio? ¿No había siempre una autoridad presente en el aula mientras estos personajes se burlaban de nosotres?”.

“Entra Jorge Blumenfarb -docente- y saluda a algunas de nosotras con un beso, nos toca la cintura. A sus favoritas nos pide que seamos “sus secretarias” o que le mandemos fotos de nuestras vacaciones por mail. A quienes no le agradamos nos denigra buscando complicidad con nuestros compañeros varones y haciendo comentarios sobre lo pronunciado de cierto escote: ¿acaso no es evidente que nos vestimos de este modo para provocarlos? Nos toca celebrar la aprobación del código de vestimenta al mismo tiempo que aumenta la frecuencia e intensidad de los comentarios sobre nuestro modo de vestir”, dijo dejando en evidencia estas situaciones.

Además, denunciaro. a un profesor de informática “de la cosificación de la que nos hizo objeto”, a otro de historia “por sus comentarios homofóbicos y misóginos”. Mientras que al docente de educación física lo recordaron por “sus distinciones entre rubias y morochas”. En la lista, también aparece Agustín Zbar, el ex vicerrector “que hace cinco años golpeó a una compañera en una sentada”.

“Y nunca nos olvidaremos del director de esta orquesta, el rector Gustavo Zorzoli, que además expuso ante los medios de comunicación el caso de abuso de una compañera en el contexto de una toma con el fin de deslegitimar la medida de fuerza”, citó la joven al recordar el caso de una alumna de 14 años abusada por un estudiante de 18, en 2017, en medio de una toma en el colegio.

Este es un “recuento de los horrores vividos a lo largo de los años”. Todas las personas que asistieron a este establecimiento fueron “violentadas tanto en el ámbito de lo académico como en el de lo personal”.

En tanto, levantaron la voz para sentenciar: “Regente, preceptores, docentes, vicerrectores, rector: ya no le tenemos miedo a sus sanciones. ¿Qué piensan de todo esto cuando se jactan de la supuesta excelencia académica que corre por estos claustros? ¿La violencia institucional también es uno de los pilares sobre los que se asienta el prestigio que reviste a este Aula Magna?“.

A su turno, alumnos de otro curso dispararon en su discurso:”¿Te imaginás tener que verle la cara a quien abusó de vos en el colegio?”.