La flamante incorporación al arco de Boca, Carlos Lampe, ya se incorporó a la práctica con el plantel profesional. Sólo podrá disputar los partidos de Copa Libertadores, es decir, un total de cuatro como máximo pero se ilusiona con quedar en el Xeneize. Mira las declaraciones en Argentina.

Carlos Lampe cerró su ciclo en el Huachipato de Chile y llegó a Argentina para ponerse a disposición del cuerpo técnico de Boca y pelear por la titularidad en el arco de con Agustín Rossi en la etapa final de la Copa Libertadores de América. El arquero boliviano viene a Boca por tres meses pero con la ilusión de quedarse según lo expresó a los medios de prensa.

 

 

Lampe acordó con el entrenador de la Selección de Bolivia no disputar los partidos amistosos de su país ante Birmania e Irán, de esta manera, pudo adelantar su llegada al país, para sumarse cuanto antes a las prácticas de Boca.

Ni bien arribó a Ezeiza, Lampe, dejó un mensaje para los hinchas de Boca: “Voy a dejarlo todo, a intentar ganarme un puesto desde el primer día”, señaló en diálogo con la prensa y agregó: “Voy a dejar la vida, a transpirar la camiseta”.

“Siento mucha felicidad. Llegar a Boca no es fácil. Pero más contento voy a estar si logro quedarme”, añadió. “Eso tengo que ganármelo desde el primer momento. Por ahora, vengo por tres meses”, señaló el arquero.

“No llego aquí por casualidad, y eso lo tengo que demostrar. Vengo a pelear un puesto, nadie viene a ningún equipo a ser titular. Vamos a competir sanamente, los arqueros tenemos códigos y eso vale mas que otra cosa”, sostuvo Lampe.

El 24 de octubre, Boca se enfrentará al Palmeiras por la ida de las semifinales de la Libertadores, el técnico Guillermo Barros Schelotto deberá definir entre el actual arquero Agustín Rossi o la nueva incorporación Carlos Lampe.