Un ex empleado de la Fundación denunció al futbolista, a su padre y a su hermano, entre otros, por evasión fiscal a través de la ONG.

Una nueva situación comprometida para los Messi, esta vez en Argentina. El pasado mes de septiembre, el juez Gustavo Meirovich, titular del Juzgado de Federal de lo Penal Económico número 8 de Buenos Aires, recibió una demanda por las supuestas actividades ilegales de la Fundación Leo Messi realizadas en Argentina y España. El magistrado ha admitido ahora a trámite la denuncia y está procediendo a las diligencias previas de instrucción para investigar posibles delitos de “evasión fiscal agravada”.

La Fundación habría usado la imagen de Messi para recaudar dinero de particulares y empresas con el fin de llevar a cabo proyectos de cooperación humanitaria que, según el denunciante, nunca tuvieron lugar.

Según un ex empleado de ONG, Messi, su padre Jorge Horacio Messi y su hermano Rodrigo habrían usado en realidad la Fundación como una “pantalla” y habrían “desviado fondos a cuentas ‘offshore’ en distintos países del mundo”. Ello ocurrió, siempre según la demanda, entre al menos 2012 y 2014.

La Fundación Leo Messi fue creada en Barcelona en 2007 “con la idea de que todos los niños tengan las mismas oportunidades para poder realizar sus sueños”, según se recoge en su sitio web. En 2009, abrió una oficina Rosario, ciudad natal del futbolista del Barça. Su hermano Rodrigo es el presidente de la Fundación y administrador único de Leo Messi Management SL, que es la sociedad que gestiona y explota sus derechos de imagen en exclusiva y a nivel mundial. Leo y su padre actúan como vocales del patronato de la Fundación.

La denuncia la ha presentado el conocido penalista argentino Miguel Ángel Pierri que en diálogo con el medio ABC expresó: “Nuestro cliente denuncia que hubo eventos y otras actividades de la Fundación Leo Messi que generaron unos emolumentos, una recaudación, que no ha sido destinada a los fines fundacionales”.

Por su parte, el letrado Pedro Fontanetto, colaborador de Pierri, explica que “se esconden publicidades de Messi a través de donaciones a la fundación, que tiene exención de impuestos”. “Así utilizan la fundación para no tributar lo que a Messi le correspondería si el contrato estuviera a su nombre”, concluye.

Mirá También:

La publicación en las redes de Mauro Icardi simulando ser la familia Simpson

Sicario de Pablo Escobar: “Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira de Pablo Escobar”

– La esposa de Mauro Zárate se ilusiona con la Copa Libertadores