El tenista nacido fue un colaborador de lujo para ayudar a los afectados por el temporal que afectó principalmente al municipio español de Sant Llorenç des Cardessar y que dejó como saldo al menos 10 muertos y decenas de heridos. Mirá las imágenes.

El tenista español  Rafael Nadal se sumó a los voluntarios que están colaborando con los servicios de emergencia en la zona afectada por las inundaciones en Sant Llorenç des Cardessar.

El número uno del mundo del ranking de la ATP,  con pala en mano y la ropa adecuada para los trabajos de retirada de barro y escombros, ha achicado agua de varias casas dañadas por la intensidad de la riada que afectó anoche a esta localidad y que ha supuesto la muerte de diez personas.

Sin dudarlo, Nadal se  ha implicado en las tareas de ayuda desde el primer momento y también ha ofrecido habitaciones de su academia en Manacor a varias familias damnificadas. El deportista mallorquín, ha expresado su dolor por el alcance de la tragedia publicando varios mensajes en las redes sociales.