Canadá se encuentra en el proceso “adaptación y educación” cannabica, el cual va a ser lento pero irá resolviendo inconvenientes del narcotráfico.

A pocos días de la tan ansiada espera de los canadienses por al legalización del consumo “recreativo” cannábico, las autoridades intensifican las campañas informativas, mientras que el sector privado estudia formas novedosas para entrar a ese mercado de cinco millones de consumidores.

Aunque se prevee que se siga la misma restricción que el tabaco -que no puede ser fumado en interiores (oficinas, casas, escuelas) ni en autos con niños, cerca de parques o de entradas de edificios-, se espera que la adaptación social a la novedosa legislación tardará meses.

Walmart Canadá dijo que está analizando la posibilidad de vender productos a base de cannabis pero que no tiene planes inmediatos.

Otras grandes empresas como Coca Cola observa de cerca la posibilidad de vender bebidas con infusión de marihuana.

Te puede interesar:

Polémico: Un municipio bonaerense se prepara para cultivar cannabis con fines medicinales