El grupo terrorista mantiene secuestradas a unas 700 personas en la ciudad de Hajin, al este de Siria. Toda la información.

El presidente ruso, Vladimir Putin, reveló este jueves que los terroristas del Estado Islámico (ISIS, en inglés) mantienen secuestrados a unas 700 personas en la ciudad de Hajin, este de Siria, tras raptarlos en el campo de refugiados de El Bahra.

Putin agregó que los yihadistas emitieron un ultimátum en el que amenazan con ejecutar a 10 personas todos los días. “Han emitido demandas específicas y han advertido que si no se cumplen, ejecutarán a 10 personas todos los días. Anteayer ya ejecutaron a 10″, confirmó el mandatario ruso en el foro de discusión de Valdai en Sochi.

“Han comenzado a cumplir con sus amenazas. Esto es horror puro y una catástrofe según mi punto de vista. Deberíamos hacer algo al respecto, ¿por qué nuestros colegas guardan silencio?”, indicó Putin. “Y de acuerdo a nuestra información, hay varios ciudadanos de Estados Unidos y Europa entre los rehenes”, dijo, sin indicar si se trata de combatientes o trabajadores humanitarios.

MIRA TAMBIEN: Investigan a un jugador del Barcelona por sus vínculos con una célula terrorista

“Este territorio está bajo el patronato de nuestros socios estadounidenses, se respaldan en las formaciones armadas kurdas, pero no hicieron todo el trabajo que debían y en algunas localidades siguen presentes los miembros de ISIS”, agregó.

Los teroristas del ISIS atacaron el campo de refugiados en El Bahra, en el este de Siria, el 13 de octubre, capturando a 130 familias por un total de 700 personas, indicó la agencia rusa TASS.

Los rehenes fueron llevados a la zona alrededor de la ciudad de Hajin, en la provincia de Deir Ezzor junto a la frontera con Irak, donde el ISIS aún mantiene sus operaciones.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), citado por el Daily Mail, indicó que la mayoría de los secuestrados eran mujeres extranjeras, incluyendo varias viudas de combatientes del ISIS.

De acuerdo a TASS, los terroristas demandan la liberación de varios yihadistas capturados por las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), milicias kurdas apoyadas por Estados Unidos, así como también concesiones territoriales en la ribera del río Éufrates.

Aunque el ISIS fue expulsado de todas las grandes ciudades que controlaba en Siria e Irak y se encuentra en retirada, aún retiene algunas porciones de territorio en la región, a ambos lados de la frontera.

Las SDF, compuestas principalmente por milicias kurdas, se encuentran actualmente en una ofensiva para intentar reducir estos últimos bastiones, con ayuda del poder aéreo de la coalición internacional que lidera Estados Unidos.