¿Se rompe Cambiemos? ¿Se va la UCR del Gobierno? Toda la información de la alianza gobernante que sostiene a Mauricio Macri.

Tras la derrota del ex secretario de Deportes y precandidato del PRO para gobernador de la Pampa, Javier Mac Allister, en una interna contra el radical Daniel Kroneberger, desde el partido centenario aseguraron que los candidatos se deben elegir en las PASO y recordaron a sus aliados la fuerte estructura y aparato en el interior del país.

El triunfo de Kroneberger en La Pampa tiene impacto nacional y recrudece la pulseada entre la UCR y el PRO para el armado de las listas en otras provincias y a nivel nacional.

Por eso en La Plata, la concejal radical Florencia Rollié decidió manifestar su opinión vía twitter y dejó en claro que espera que, en la ciudad de las diagonales, los candidatos se decidan en una interna y que no sean “elegidos a dedo”.

“En La Plata queremos que a los candidatos para las elecciones los elija el pueblo y no la lapicera del “Jefe” o la “Jefa”, expresó en su red social.

Por su parte, el presidente de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia, salió con los tapones de punta y no dudó en amenazar con una ruptura en la alianza gubernamental a la que el centenario partido le aporta aparato y estructura en todo el interior del país.

“La gente sin querer romper con Cambiemos, le ha dado un castigo a la conducción política del gobierno nacional. Han sometido al país a una crisis que estamos sufriendo todos y de la que va a ser muy difícil salir”, declaró el titular del máximo organismo partidario del radicalismo en diálogo con Radio Caput.

Sappia, además de decir que no se imagina “poniendo en la urna una boleta de Macri o Vidal”, remarcó que existe cierta necesidad de salir de Cambiemos. “No somos un partido conservador y neoliberal como quienes gobiernan el país. Van en contra de las banderas del radicalismo, no tenemos nada que ver”, señaló.

Sin embargo, aclaró también que la alianza PRO-UCR se debe una discusión interna en torno a un acuerdo programático con miras a una presunta segunda gestión de Cambiemos. Al mismo tiempo, fue taxativo en su análisis de lo que podría pasar: “Si no la aceptan, hasta ahí llegamos”, resumió.