Te contamos las dos Fake News que sirvieron para aumentar la importancia del recital del multimillonario Richard Branson a favor de la intervención norteamericana en Venezuela.

Un puente bloqueado y la quema de un camión de ayuda humanitaria proveniente de los Estados Unidos fueron protagonistas de dos fake news que se viralizaron a lo largo y ancho del planeta y ayudaron a propagar el Venezuela AID LIVE.

En principio, el recital financiado por el multimillonario Richard Branson (foto) y que contó con la participación de estrellas pop de la talla de Diego Torres, Maluma, y Carlos Vives, entre otros, se realizó en uno de los extremos del puente, llamado Las Tienditas, que fue noticia en el mundo entero por una foto aérea que muestra a dos conteiners y un acoplado cruzados que, obviamente, impiden el paso. “El bloqueo fue dispuesto este 6 de febrero por el gobierno de Nicolás Maduro para impedir la llegada de ayuda humanitaria a su país”, lo reprodujo Clarín, entre otros medios.

Lo que los medios internacionales ocultan es que el 6 de febrero de 2019 no se bloqueó ningún intento de ayuda humanitaria. El puente está bloqueado desde el día en que terminó su construcción, a principios de 2016. En otras palabras, el puente nunca fue inaugurado y hace tres años que muestra la misma impactante imagen de la inmensidad desierta.

Tal como relata Página 12, la historia de Las Tienditas, el lugar donde se realizó el Venezuela Aid Live y saltó a la fama por la fake news, puede resumirse en pocas líneas. Frente a una frontera colapsada por la intensidad del tránsito, acordaron su construcción los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Hugo Chávez, en alguno de los escasos momentos en que las relaciones entre los dos países no eran tan malas. Empezaron las obras en 2014 y veinte meses después estaban terminadas. O casi. Colombia nunca construyó las correspondientes instalaciones aduaneras porque ya estaba claro que el puente no se usaría. Las relaciones entre los dos países ya no eran tan buenas. Los colombianos aseguran que por decisión de Caracas. Los venezolanos aseguran que por decisión de Bogotá. Lo mismo ocurre con el financiamiento. Los colombianos sostienen que se pagó a medias. Los venezolanos sostienen que todo el dinero lo pusieron ellos. Lo que está fuera de discusión es que Colombia levantó una impresionante reja en la mitad del puente que impide desde hace mucho el paso. Si uno mira con cuidado las fotos que ahora se hicieron famosas, puede ver las rejas adelante de los conteiners.

Página12

La diferencia entre lo publicado y la realidad no es inocente. Presentar al Gobierno venezolano levantando muros en su frontera, para evitar que llegue “ayuda humanitaria” para sus ciudadanos, no contribuye a mejorar la imagen internacional de Nicolás Maduro, justo cuando es en el terreno internacional donde se juega la principal batalla por su continuidad en el cargo.

Como si esto no fuera poco, la presidenta de Telesur, Patricia Villegas publicó en su red social Twitter (@pvillegas_tlSUR) imágenes que desmiente la otra fake news que se instauró en todo el Mundo una vez terminado el recital de las mega estrellas pop latinas: Que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que responde al presidente Nicolás Maduro quemó intencionalmente tres camiones en el puente Internacional Simón Bolívar.

Estas fotos te muestran los verdaderos responsables de la quema de las 3 gandolas en frontera de Vzla y Colombia. Estas fotos desmienten las noticias sobre autoría de la Guardia Nacional Bolivariana. @madeleintlSUR @ErikaOSanoja pic.twitter.com/hHyRgrm93T

Aunque la oposición venezolana inculpó a funcionarios castrenses venezolanos del hecho, las imágenes muestran a los verdaderos responsables de la acción.

Además, la periodista colombiana dio a conocer en otra interacción el mal uso del símbolo de la Cruz Roja, hecho denunciado por ese organismo internacional.

Es preciso recordar que días atrás, el Jefe de la delegación del Cómite Internacional de la Cruz Roja en Colombia, Christoph Harnisch, expresó: “Nosotros no participamos en lo que no es para nosotros una ayuda humanitaria”.