Se trata de un jubilado de 74 años que se encontraba acorralado por la Justicia. Antes de tomar la decisión dejó una carta titulada “Señor Juez”.

Un video viral de jubilado de 74 años que tomó dias atras la drástica decisión de quitarse la vida arrojándose desde una grúa en Puerto Madero, recorrió en cuestión de horas a todos los grupos de WhatsApp. Pero pocos saben su historia.

Gracias a una investigación del portal Infobae, nos enteramos que se trataba de Alfonso Julio Doniacuo, que había sido empleado del Estado Mayor de la Armada durante casi dos décadas, dejó su teléfono celular en el dúplex que compartía con su hijo y sólo tenía presente sus documentos y una carta titulada “Señor Juez”, donde explica por qué tomó esa decisión.

Todo comenzó cerca de las 9 de la mañana, cuando Prefectura Naval recibió una alerta sobre un hombre que se había subido a una de las antiguas grúas de Puerto Madero, ubicada sobre el dique 4, con claras intensiones de suicidarse.

Allí se montó un operativo por tierra y agua para intentar convencer al hombre de que desistiera, pero los intentos fueron en vano: Doniacuo se arrojó con los brazos abiertos ante la mirada de rescatistas y varios testigos que pasaban por el lugar.

Al caer, golpeó su cabeza contra el estrecho borde entre el dique y el agua, a centímetros de la baranda de contención, donde se encontraban los rescatistas

Mientras tanto, desde los balcones de distintos sectores de Puerto Madero varios testigos filmaban la escena con su teléfono, captando el momento exacto en que Doniacuo se quitaba la vida.

Esos videos fueron enviados a través de WhatsApp y en cuestión de horas se viralizaron en cientos de grupos de la aplicación de mensajería más importante del mundo.

La historia continúa cuando cuando cerca de la grúa se encontró su DNI y la carta en la que cuenta el motivo que lo llevó a suicidarse: “Tomo la decisión de suicidarme para liberar a mi Sra. Esposa y flia del sufrimiento por la causa IPP – 14-06-003324-18, juzgado de San Isidro; que mi persona se imputa”, dice el texto, escrito de puño y letra, sin dar otras precisiones sobre el delito que se le imputa.

La familia de Doniacuo confirmó que la causa penal existe, aunque no brindaron otros detalles. Sin embargo, en las últimas horas fuentes en el organismo de seguridad brindaron detalles sobre el expediente bonaerense que el jubilado menciona en su nota de suicidio. Se trata de un delito de tentativa de homicidio y lesiones graves, una causa que se inició a fines del año pasado y que le corresponde al Juzgado de Garantías Nº 3 de San Isidro. Tal es así que a principio de mes se había librado un pedido de captura para Doniacuo.

Ahora se inició otra investigación por el suicidio y en esta oportunidad está en manos de la Fiscalía Nº 28, a cargo de Patricio Lugones.