Una insólita iniciativa del gobierno de Tailandia llamó la atención de propios y extraños a lo largo y ancho del mundo. Se trata de un programa para policías con sobrepeso, que tras dos semanas de aplicación resultó todo un éxito.

El Gobierno de Tailandia resolvió que todos los policías con sobrepeso serán enviados a un campamento especial para perder peso, como parte de un programa nacional denominado ‘Destrucción de barriga’, informaron medios locales.

Después de dos semanas de prueba, la iniciativa fue declarada un éxito este martes y las comisarías policiales de todo el país enviarán periódicamente a dos o tres de sus agentes más pesados al Centro de Capacitación de la Policía Central en la ciudad de Pak Chong.

Los uniformados serán sometidos a dos semanas de una estricta dieta e intenso ejercicio diseñado para lograr eliminar esos kilos de más y disminuir el tamaño de sus abdómenes.

Dos centenares de policías participaron en el programa piloto. Algunos de ellos, que pesaban 200 kilogramos, perdieron más de 60, asegura Sornpetch Chantarak, encargado de la planificación de las dietas para los participantes.

“Hay muchos problemas si eres un policía gordo. Te mueves y trabajas con lentitud. Eso es inaceptable si eres un oficial encargado de detener a criminales, ya que tienes que ser hábil y moverte rápido”, afirma  Chantarak.