Un australiano ingresó a dos mezquitas de Nueva Zelanda y fusiló a 49 personas. Como si eso fuera poco, lo transmitió a todo el mundo en vivo a través de su Facebook.

La fuertísima grabación se viralizó rápidamente por las redes sociales. En la misma se puede ver cómo Tarrant, vestido con ropa militar, dispara con un arma automática a varias personas paradas y luego sigue haciendo lo mismo con aquellos que ya estaban tendidos en el piso. El sujeto cambió el cargador del arma al menos dos veces.

La policía detuvo a tres “extremistas de derecha”, uno de los cuales ha sido acusado de asesinato, y desactivó explosivos a punto de estallar.

Además de las víctimas fatales, 48 personas, incluidos niños, están siendo atendidas por heridas de bala en el hospital de Christchurch, con lesiones que “oscilan entre graves a leves”, según las autoridades sanitarias de Canterbury, la región donde se encuentra Christchurch.

ATENCIÓN, IMÁGENES SENSIBLES