Científicos del proyecto internacional Telescopio del Horizonte de Suceso publicaron la primera foto de un agujero negro. Mirala acá.

Este miércoles, científicos dieron a conocer en conferencias de prensa coordinadas en todo el mundo, una foto histórica, la cual fue exitosamente tomada gracias al proyecto internacional Telescopio del Horizonte de Sucesos (EHT), dónde participaron más de 200 investigadores con el fin de capturar la primera imágen de un agujero negro .

El EHT constó en el armado de un telescopio virtual del tamaño de la Tierra con una sensibilidad y resolución sin precedentes, a partir de la unión mundial de ocho telescopios desplegados a gran altitud. Estos estaban ubicados en los volcanes de Hawai y México, las montañas en Arizona y la Sierra Nevada española, el Desierto de Atacama de Chile y la Antártida.

El éxito del EHT fue anunciado en una serie de seis artículos publicados en un número especial de The Astrophysical Journal Letters. “Hemos tomado la primera fotografía de un agujero negro”, dijo el director de proyectos de EHT, Sheperd S. Doeleman, del Centro de Astrofísica | Harvard & Smithsonian. “Esta es una hazaña científica extraordinaria realizada por un equipo de más de 200 investigadores”, estableció.

“Esta es una hazaña científica extraordinaria realizada por un equipo de más de 200 investigadores”, estableció Doeleman.

La imágen obtenida corresponde al agujero negro ubicado en el centro de Messier 87, una galaxia masiva en el cercano cúmulo de galaxias Virgo. Del planeta tierra, se encuentra a 55 millones de años luz de distancia y su masa es 6,5 millones de veces superior a la del Sol. Es uno de los agujeros negros más masivos que se conocen.

Los agujeros negros están formados por enormes cantidades de materia comprimida en un área pequeña, según la NASA, creando un campo gravitatorio masivo que atrae todo lo que lo rodea. Los llamados “supermasivos” se hallan en el centro de las galaxias y su masa está comprendida entre un millón y miles de millones de veces la del sol. La presencia de estos objetos afecta su entorno de manera extrema, deformando el espacio-tiempo y sobrecalentando cualquier material circundante.

La sombra del objeto cósmico es lo más cerca que se puede acceder a una imagen del propio agujero negro, que ni la luz logra escapar de él. El límite del mismo, el llamado horizonte de eventos, es aproximadamente 2.5 veces más pequeño que la sombra que proyecta y mide casi 40 mil millones de kilómetros de ancho.

“Si estamos inmersos en una región brillante, como un disco de gas brillante, esperamos que un agujero negro cree una región oscura similar a una sombra, algo predicho por la relatividad general de Einstein que nunca hemos visto antes”, explicó el presidente de EHT Science.

Para armar un telescopio virtual, los científicos del EHT armaron una red mundial de ocho telescopios ubicados a gran altitud en distintas partes del mundo.

Hemos logrado algo que se presume que es imposible hace solo una generación”, concluyó Doeleman. “Los avances en tecnología, las conexiones entre los mejores observatorios de radio del mundo y los algoritmos innovadores se unieron para abrir una ventana completamente nueva sobre los agujeros negros y el horizonte de eventos”.

Ademá, el EHT también ha estudiado otro agujero supermasivo. Se trata del Sagitario A, ubicado en el centro de la Vía Láctea, a 26.000 años luz de la Tierra. Su masa equivale a 4,1 millones de veces a la del Sol y su radio mide una décima parte de la distancia entre la Tierra y el Sol.