El relato fue viralizado en la redes sociales. El periodista presentó pruebas de la presencia del espía en una nota del programa de Fantino.

 

“No me lo contaron. Lo vi con mis propios ojos. Jueves 22-2-18, 15.50 horas. Como cronista de Animales Sueltos me enviaron a hacer imágenes “robadas” de un encuentro entre Daniel Santoro y Leonardo Fariña en la cantina Grappa, en Palermo”. Así comienza el escalofriante relato Pablo Kuperszmit, excronista del programa de Fantino, con datos que confirman una reunión entre Daniel Santoro, Leonardo Fariña, y Marcelo D’Alessio.

La narración, escrita en su propia cuenta de Twitter, explica su contratiempo cuando fue con un camarógrafo del programa para registrar el detrás de escena de una entrevista pactada entre Fariña y el periodista de Clarín, Santoro, y fue descubierto por quien parecía ser un “seguridad” enojado por la presencia de los noteros.

“Se paró abruptamente, se acomodó la pistola que llevaba en la cintura, salió a la calle y, muy alterado y a los gritos, me encaró. Se presentó como miembro del Ministerio Público y me interrogó sobre quiénes éramos y qué estábamos haciendo”, contó Kuperszmit.

Pero después de mucho tiempo, y con las revelaciones que salieron a la luz en los últimos meses, el notero recordó un dato que puede ser crucial en la trama: “Ese hombre armado que estaba presente en la reunión y me encaró violentamente, era, ni más ni menos, que Marcelo D’Alessio”.

“En la imagen que salió al aire en el programa, cuatro días después, no se ve su rostro, pero sí su saco, su camisa y su corbata. Son los mismos que lucía D’Alessio, aquél día 22, ya de noche, durante su presentación en el programa Tercera Posición, de A24”, explicó.

Más allá del recuerdo que narra en redes sociales, también avala su relato que “el propio Fariña admitió ese encuentro durante su declaración ante el juez Ramos Padilla el 11 de febrero último”.

“Y teniendo en cuenta los mails que supuestamente le enviaban a Fariña sobre lo que debía inventar en su declaración contra Lázaro Báez y Cristina Kirchner, vale preguntarse si, además de “abogado” y extorsionador, D’Alessio también era guionista”, concluyó el periodista.

Objeto desconocidoObjeto desconocidoObjeto desconocidoObjeto desconocidoObjeto desconocido

Fuente: El Destape