El jugador separado del plantel profesional por Coudet, vuelve a estar involucrado en un hecho de violencia. Ésta vez en el entrenamiento de la reserva. Los detalles:

Ricardo Centurión no para de sumar escándalos. Este jueves, el atacante de Racing habría llegado en estado de ebriedad a la práctica de la reserva y se agarró a piñas con el juvenil Juan José Cáceres.

La pelea se dio con Juan José Cáceres, un joven de 19 años de ascendencia paraguaya que se destaca como extremo por izquierda.

Algunos allegados a la Academia aseguraron que Ricky “llegó con una euforia poco habitual” y en la entrada en calor comenzó a bromear a los jugadores que se encontraban en la cancha. Así, el chico al que apodan Paragua reaccionó ante los chistes intensos y lo sorprendió con una trompada.

A partir de este nuevo episodio, la dirigencia del club de Avellaneda podría tomar una determinación aún más definitiva: que no pueda entrenar más con la Reserva.

Algunos allegados a la Comisión Directiva sugirieron la posibilidad de rescindirle el contrato, pero ello generaría un costo económico para la institución.