Antes de tomarse licencia, el magistrado pidió a Editorial Sudamericana S.A. que se abstenga de pagarle las ganancias correspondientes. Sin embargo, la expresidenta donó las regalías a un hospital.

Antes de tomarse licencia por 15 días, el juez federal Claudio Bonadio ordenó retener los derechos de autor del libro de Cristina Fernández de Kirchner “Sinceramente”, pero según aseguraron diversas fuentes se tratarían de fondos “inembargables” porque la expresidenta habría acordardo donar todas las regalías al Hospital de Niños de La Plata.

En un escrito con fecha del lunes, el magistrado le solicitó al gerente de Editorial Sudamericana S.A. que le remita copia del contrato que firmó con la exmandataria y le ordenó que se abstenga de pagarle las ganancias correspondientes.

“En el marco de la presente causa se dispuso la inhibición general de bienes respecto de Cristina Elisabet Fernández, por lo que deberá abstenerse de realizar pagos, siendo que los mismos deberán ser puestos a disposición de este juzgado”, requirió el juez.

Sin embargo, quizás anticipándose a la jugada de Bonadio, Cristina decidió que todos los fondos que le corresponderían por el libro estén destinados al Hospital de Niños de La Plata, su ciudad natal, y de esa forma hacer que todo ese dinero no pueda ser embargado por Bonadio, informó el periodista de América TV Sebastián Tempone.