Boca se coronó campeón de la Supercopa argentina tras imponerse por penales a Rosario Central. Mirá el resumen.

El equipo de Alfaro se impuso ante Rosario Central y se quedó con la Supercopa 6 a 5 en la definición por penales, tras igualar 0 a 0 en los 90 minutos, disputada en el estadio Malvinas Argentinas de la Ciudad de Mendoza.

El primer tiempo fue peleado, con un campo en mal estado a ambos equipo le costaba hacer circular la pelota. Bebelo Reynoso intentó adueñarse del balón pero alternó buenas y malas, Mauro Zárate jugó demasiado la personal y no logró asociarse con el resto. Villa por derecha lastimó a la defensa de Central y se veía que por ahí pasaba la clave de Boca. En tanto Central esperaba en defensa e intentaba salir de contra con la habilidad de Maxi Lovera.

El segundo tiempo fue distinto, los de Alfaro salieron con mayor determinación y lograron someter a un Central sin brillo. Cerca del final del partido, a los 37 minutos, Benedetto y Pavón fueron los protagonistas de una increíble salvada del equipo rosarino. Luego de un centro de Villa fue Darío Benedetto quien quiso habilitar a Más con un cabezazo y obligó a una gran intervención de Ledesma, que rechazó y le quedó a Pavón sacó el zurdazo, que dio en el travesaño y picó adentro. La jugada siguió y finalmente Benedetto, desde el piso volvió a rematar y la pelota dio en el palo y salió.

Luego Boca tendría un par de chances más, como un cabezazo de Naithan Nández que luedgo de un rebote terminó pegando otra vez en el palo. El final fue desde los 12 pasos y la victoria fue para Boca por 6-5. Luego del penal atajado por Andrada a Fabián Rinaudo, Carlos Izquierdoz marcó el definitivo y así Boca pudo festejar un nuevo campeonato con un grito de desahogo.