Tres adolescentes y un joven de 22 murieron, y una chica de 13 está muy grave, al chocar un auto perseguido sin motivo por un patrullero.

En el violento episodio del lunes, tres menores y un joven de 22 años murieron luego de que el auto en el que viajaban se estrellara contra un camión cuando era perseguido por la Policía. Tras la denuncia de los familiares, se inició una investigación y se determinó no solo que el vehículo fue baleado sino que uno de sus ocupantes recibió un impacto de bala.

Gonzalo Domínguez (14), Camila López (13) y Danilo Sansone (13), todos oriundos de San Miguel del Monte, viajaban en el Fiat 147 blanco que manejaba Aníbal Suárez (22), nacido en Misiones. Los cuatro murieron en el accidente. Rocío Guagliarello (13), que también estaba en el vehículo, sobrevivió pero está internada en grave estado en el Hospital de Alta Complejidad El Cruce de Florencio Varela, a donde fue derivada para ser operada.

El fiscal general de La Plata, Héctor Bogliolo, confirmó que una de las víctimas en San Miguel del Monte tenía una bala en uno de sus glúteos. El dato confirma que la policía disparó contra el auto, donde también se habría encontrado un orificio.

“Dispararon hacia el vehículo. Ahora se está periciando nuevamente el auto, que está destrozado y aparentemente tendría orificios”, aseguró Bogliolo en radio La Red.Se investiga como homicidio, yo diría que sí, hay que ver qué opina el fiscal de primera instancia”, agregó el funcionario.

Gonzalo, Camila y Danilo y Aníbal, las víctimas fatales del accidente.

Sostuvo que por lo que se sabe hasta ahora, las cinco personas que viajaban en el vehículo no mostraron ninguna actitud sospechosa. Según dijo, simplemente estaban cantando y mostrándose “alegres”.

Y agregó: “Hay muchísimas grabaciones y elementos suficientes para poder reconstruir las circunstancias que rodearon a este hecho tan trágico. En las filmaciones que tenemos de lo que ocurre dentro del vehículo, los chicos estaban muy contentos, cantando y además.”

Evidentemente la Policía dice que no respondieron a la voz de alto, pero si eso hubiese ocurrido los chicos no creo que hayan llegado a escuchar por la manera en la que estaban cantando“, reveló Bogliolo. En ese sentido, aclaró que en caso de que cualquier sospechoso no responda a la voz de alto durante la persecución, “no amerita el uso de arma de fuego de ninguna manera”.

Por lo pronto, la Policía bonaerense separó preventivamente a los oficiales involucrados. Se trata del comisario general Marcelo Corbalán, que se desempeñaba como Superintendente de Seguridad Región Capital, el comisario mayor Óscar Osvaldo Frías, Jefe Departamental San Vicente, el comisario inspector Juan Carlos Sosa, Segundo Jefe Departamental de San Vicente y el comisario inspector Mario Ángel Mistreta, Jefe Policía Comunal San Miguel del Monte.