Familiares afirman que, hace un tiempo atrás, lo habían parado en un control vehicular y que le pidieron una suma de dinero para dejarlo ir.

Familiares de las víctimas de la tragedia de San Miguel del Monte denunciaron ante autoridades del Ministerio de Seguridad de la provincia que Aníbal Suárez -uno de los jóvenes fallecidos en el hecho- había sido extorsionado por la policía semanas atrás.

Afirman que en ese momento lo habían parado en un control vehicular y Suárez no tenía los papeles del Fiat 147 que había comprado recientemente, y que los policías le pidieron una suma de dinero para dejarlo ir.

Los familiares plantearon su sospecha de que la persecución del lunes a la madrugada se inició cuando los policías -que piensan son los mismos que habían extorsionado a Suárez- vieron pasar el Fiat e intentaron reeditar el pedido de coima.

Según los familiares, en ese momento le dijeron que esa falta era pasible de una multa de $35.000, pero que si les entregaba $5000, se podría llevar el auto. Suárez les habría dicho que solo tenía 4000 pesos en su casa y, finalmente, lo dejaron llevarse el coche luego de entregar esa suma.

Fuentes del Ministerio de Seguridad informaron que la denuncia de los familiares ya está bajo investigación en Asuntos Internos. Mientras tanto, en la fiscalía afirman que el dato aún no está oficializado en el expediente.