El equipo de Alfaro se impuso por 1 a 0 con gol de Lisandro López, de cabeza. El 2 de junio se definirá el campeón en Córdoba.

Boca llegó a la final de la Copa de la Superliga: venció 1-0 a Argentinos Juniors en la Bombonera, con gol de Lisandro López. Los de La Paternal lograron imponer su juego pero no pudieron convertir y el “Falcon” de Alfaro no perdonó, pese a su mala acyuación de anoche.

“Si Boca está en la final quizá no es por las bondades futbolísticas del equipo pero sí por lo que se juramentó el grupo, que está unido, con fortalezas internas y con ganas de triunfar”, admitió Alfaro luego de la victoria.

Sin dudas, el Bicho fue superior en varios tramos del partido, con un juego dinámico y ambicioso. Pero Boca impuso su potencial y, golpeó en el momento preciso, cuando el visitante todavía estaba acomodándose tras la expulsión de Romero.

Argentinos Juniors, verdugo de Independiente y San Lorenzo en esta copa, estuvo cerca, pero no pudo eliminar al tercer equipo grande en fila. De todos modos, se marchó de la Bombonera con la frente en alto.

El ‘Xeneize’ terminó aguantando, y se quedó con un triunfo en donde no le sobró nada, pero que poco importa a estas alturas, ya que le permitió llegar a la final del próximo domingo ante Tigre.

Pero, no todo es alegría en Boca después del triunfo ante Argentinos Juniors, ya que dos de sus titulares se perderán la definición: Iván Marcone y Nahitan Nández, quienes componen el ‘doble cinco’ de Boca. El primero vio la roja por una dura entrada, mientras que el uruguayo se perderá la definición por haber llegado a la quinta amarilla.

El primer finalista de la Copa de la Superliga fue Tigre, que derrotó con un global por 6 a 0 a Atlético Tucumán (5-0 en Victoria y 1-0 en el Jardín de la República).

El domingo 2 de junio, desde las 18.45 en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, buscará ante el sorprendente Tigre el segundo título de la era Gustavo Alfaro, luego de lo que fue la obtención de la Supercopa Argentina ante Rosario Central.