El cantante canadiense no pasó desapercibido durante el primer partido de la serie, en la que Toronto se impuso como local ante Golden State.

Lor Raptors se quedaron con la primera victoria de la final de la NBA al vencer a los Golden State Warriors por 118-109. El domingo se jugará el segundo encuentro en Canadá.

Sin embargo, no solo Pascal Siakam fue el protagonista de la velada, sino que también lo fue Drake, el rapero y fanático del conjunto local, que volvió locos a las figuras del equipo rival.

Pese a que la liga de baloncesto le haya advertido a la franquicia sobre el comportamiento del cantante, que ya tuvo otros episodios polémicos en partidos anteriores, en esta ocasión lo volvió a hacer tanto con Stephen Curry como con Draymond Green.

Es que Drake comenzó a provocar desde el inicio, cuando apareció en el Air Canada Centre con la camiseta de Dell Curry, padre de Stephen Curry, que jugó en los Raptors entre 1999 y 2002.

Y aquel no fue el único guiño que tuvo hacia el base de los Warriors, sino que también alcanzó a tenerlo cara a cara en una oportunidad, en donde se pudo ver como ambos hablaban de cerca mientras él le sacaba una pelusa de su cabeza.

Paso siguiente, el rapero publicó el video en su cuenta de Instagram junto a una foto del hilo que le había retirado de su pelo: “¡La pelusa de cabello Steph Curry a la venta en mi eBay ahora mismo!. Usuario: DraymondShouldntWear23” (Draymond no debería usar la 23). Picante.

Pero eso no fue todo. Green fue otro de los apuntados por Drake. Además de considerar que no debería usar el dorsal que usó Michael Jordan, también lo enfrentó dentro del recinto en donde lo llamó “basura”. Las imágenes del momento se volvieron virales ya que se pudo entender fácilmente cuando le lanzó el insulto.

“Se lo pasa bien. Al final, no puedes odiar a alguien por pasárselo bien”, aseguró Stephen Curry al ser consultado por la actuación del rapero, mientras que el ala-pivot de los Warriors, Draymond Green, fue consultado por el cruce en rueda de prensa y aseguró: “No lo considero una pelea. Hablamos. El tono subió un poco, pero no considero que fuera una pelea”.

Los Raptors terminaron por desquiciar a los actuales campeones de la NBA con un Siakam inspirado en ataque, 32 puntos gracias a un tercer periodo espléndido en el que encestó 14 puntos, y un Gasol que al descanso era el máximo anotador del partido con 14 puntos pero que también brilló en tareas defensivas.