Ocupa un lugar clave reservado a la oposición. Sin embargo, el ahora oficialista Pichetto dice que no se piensa ir.

El flamante precandidato a vicepresidente de Cambiemos, Miguel Ángel Pichetto, anunció que no dejará su asiento en el Consejo de la Magistratura, a pesar de que fue elegido por la oposición y de que una parte del peronismo ya salió a pedirle que renuncie a ese cargo. Republicanismo a la carta: si me gusta, es institucionalista, cuando no me gusta, no.

Tras renunciar a la presidencia del bloque del PJ en el Senado, y como era de esperar, al rionegrino se le empezó a reclamar que debe dejar su banca en el Consejo de la Magistratura, donde el macrismo ahora tiene un escenario mucho más favorable y se acerca a la mayoría absoluta.

“La silla que ocupa Pichetto en el Consejo de la Magistratura es de la bancada opositora y él ya no forma parte de la oposición por lo que no puede permanecer en el Consejo”, desafió el formoseño José Mayans. Una obviedad institucional. Sin embargo, Pichetto anunció que resistirá.