Ocurrió en Orán, Salta. Tras el estallido, el conductor y su acompañante se subieron al auto y se escaparon a toda velocidad de la estación de servicio. Mirá el video:

La increíble secuencia quedó registrada por las cámaras de seguridad de una estación de servicio de la ciudad de Orán, en Salta, a pocos kilómetros de la frontera con Bolivia: un hombre llegó a la estación ubicada en las calles Pellegrini y Alvarado a bordo de un Peugeot 306 color blanco, se bajó y le pidió al playero una carga de GNC.

Mientras se efectuaba la carga se produjo una explosión que hizo estallar el vidrio trasero del vehículo y que, además, lanzó al aire rastros de un polvo blanco.

El conductor tardó unos segundos en recomponerse del susto, desconectó nervioso la manguera, se subió rápidamente al auto y huyó, ante la sorpresa del empleado que llamó de inmediato al 911.

El episodio ocurrió el viernes, alrededor de las 16, en una estación de servicio ubicada en Pellegrini y Alvarado, de la ciudad salteña de Orán. Agentes de la policía revisaron la sustancia que el vehículo había dejado atrás y confirmaron que se trata de cocaína.

Mirá el video: