El presidente de la Cámara empezó la sesión conmemorando las victorias del PJ en La Pampa, Santa Fe y Córdoba.

“La presidencia aprovecha para felicitar al nuevo gobernador elegido por la provincia de La Pampa, Sergio Ziliotto”, abrió Emilo Monzo la sesión de este miércoles, la última antes de las primarias y la más corta en mucho tiempo. Duro solo tres horas.

Pero los primeros minutos, por decisión de Monzo, fueron para debatir a diputados ganadores en sus provincias, todos peronistas. Ziliotto celebró su victoria con la V en alto y le siguió el reconocimiento a Alejandra Rodenas, vice electa de Santa Fe y luego pasó a la categoría de municipales: Martín Llaryora (Córdoba), Martin Pérez (Río Grande) y María Emilia Soria (General Roca).

Todos les ganaron a variantes locales de Cambiemos, pero Monzó detuvo la sesión para aplaudirlos, sus compañeros de bloque palmeaban pero varios empezaron a preguntarse porqué tenían que homenajear a sus verdugos.

El presidente de Diputados expuso su bronca con el cierre de listas, donde no pudo ubicar a ninguno de los legisladores cercanos en la provincia de Buenos Aires.

La sesión sirvió para que asumiera Alejandra Caballero, quien completará el mandato de Anabella Hers Cabral, pese a no ser su sucesora inmediata. Lo era Jorge Garayalde, pero la nueva ley de paridad obliga a respetar el género en los reemplazos.

Se aprobó a mano alzada y con polémica la nueva defensora del niño, la creación de un fondo fiduciario para las víctimas de trata y se quedó sin quórum cuando Cambiemos quiso aprobar el acuerdo de inversiones del Mercosur y el kirchnerismo dejó sus bancas vacías.

Los oradores casi no se oyeron, por las conversaciones permanentes entre bancas para repasar ganadores y perdedores del cierre de listas. Monzó se fue rápido. Ya había felicitado a sus amigos.

Mirá el video: