El ex futbolista fue sometido a una intervención en la cual le colocaron una prótesis en su rodilla derecha y su hija lo fue a ver a la Clínica Olivos.

Diego Maradona fue operado con éxito el miércoles en la Clínica Olivos. El ex futbolista fue sometido a una intervención que duró casi dos horas y en la cual se le colocó una prótesis en la rodilla derecha.

“Le realizamos un reemplazo de su rodilla derecha. Él llegó a la clínica con un deseje de la pierna que le trae serios problemas para caminar y, sobre todo, muchos dolores. Una persona normal tiene un deseje de rodilla de unos cinco grados y en el caso de él tenía 20. Diego tenía una rodilla, la derecha, que miraba hacia adentro y por consiguiente la izquierda hacia afuera”, explicó Diego Eyharchet, el médico que estuvo a cargo de la intervención.

Mientras se recupera, y a la espera de que el próximo domingo le den el alta médica, el 10 recibió la visita de su hija Jana Maradona, quien compartió una foto en las redes sociales.

Cuidando a papi“, escribió sobre el posteo que hizo en Instagram, en donde tiene casi 80 mil seguidores, junto a la imagen en la que se lo ve al ex futbolista acostado en la cama de su habitación y haciendo el particular gesto de besito.

Luego, en Twitter, Jana se conmovió al relatar sus sensaciones tras la visita a su padre en la institución médica. “Hoy mi papá estaba cual niño de siete años cuando no va al cole porque se siente mal. Acostadito, mirando la tele y comiendo gomitas Mogul. Todo apachurradito”, describió la joven que estudia Derecho en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y es maquilladora profesional.

Una vez que reciba el alta, Diego Maradona continuará con un tratamiento de rehabilitación durante tres semanas junto al kinesiólogo Nicolás Papacena, en el Centro KyDep.