La Gobernadora no sabe qué aspecto destacar de su criticado gobierno. Por eso, le echó la culpa a un robot por las horas de clase perdidas.

A un año  de la explosión en una escuela de Moreno por un escape de gas que dejó 2 muertos, María Eugenia Vidal se pasea por los canales oficialistas intentando convencer a los bonaerenses, de cara a las Elecciones 2019.

Pero, a pesar de estar en su hábitat natural, en un ambiente hermético de toda crítica, se manda deslices como éste.

Le echó la culpa a un pobre robot por no tener más horas de clase en la Provincia.

Mirá el video: